Sobre mí

Nací en Barcelona, en 1990 y aunque viví allí los primeros años de mi vida, pronto nos mudamos a una localidad cercana en la que desarrollé cierta afición a pelarme las rodillas, jugar por el bosque y mancharme la ropa. Estos hobbies, que traían de cabeza a mi madre, terminaron evolucionando en el gusto por la montaña y el senderismo que es hoy una de mis pasiones.

Con el tiempo tirarme por los suelos dejó de ser mi único entretenimiento y el baloncesto se sumó a la lista. Me implique tanto que terminó por convertirse también en mi primer trabajo. Hice de entrenador durante 6 años a más de 12 equipos hasta que este trabajo tuvo que ser reemplazado por uno mejor remunerado con el que también disfrutaba muchísimo: la informática.

Antes de poder ejercer, pase por la Universidad Autónoma para que me enseñasen algunas cosas y después de unos años consideraron que me había ganado el título de ingeniero Informático. Un año más de estudios me añadió el subtítulo de “experto en seguridad” gracias a un máster interuniversitario.

Por suerte, la informática no es lo único que conforma mi vida. En todo el proceso de crecimiento que me ha llevado a escribir esta presentación he tenido la suerte de poder incrementar muchísimo la lista de aficiones y de experiencias.

Esta incluye aficiones tan dispares como la música, leer, escribir, los videojuegos, el baloncesto, tenis y otros deportes como la escalada o viajar.

Al cumplir los 25 años, cogí la mochila junto con mi pareja y decidimos salir a dar la vuelta al mundo. Nunca la terminamos, Asia nos encandiló con sus gentes y sus paisajes y allí donde inicialmente debíamos pasarnos 5 o 6 meses estuvimos más de un año. Por el camino descubrí muchas cosas de mí mismo y también el buceo. Un deporte que aunque hace más de un año que no practico, se convirtió en una de mis pasiones por la gran cantidad de sensaciones que ofrece.

Siempre me he considerado una persona inquieta y curiosa y así he llegado al día en que escribo estas líneas con un montón de proyectos fallidos a mis espaldas, otros exitosos pero que ya no existen y algunos que siguen vivos en diversos estados de madurez. En esta página es posible descubrirlos casi todos.